Cuándo inlucuir el folleto publicitario en una estrategia de marketing

El uso de folletos publicitario es unas de las acciones publicitarias más tradicionales que podemos encontrar y que deben ser tenidas en cuenta como complemento a otras acciones de marketing online o especialmente cuando el público objetivo no se encuentra mayoritariamente en Internet. No debemos olvidar que el uso de folletos publicitarios siguen siendo una eficaz herramienta de marketing tanto para cuidar la imagen corporativa como para estimular las ventas.

Ventajas de los folletos publicitarios

  • Son flexibles en el sentido en el que se adaptan a todo tipo de anunciantes y se pueden utilizar para llevar a cabo todo tipo de acciones promocionales (apertura de nuevas tiendas, anuncios, ofertas…).
    Debido a su pequeño formato, los folletos tienen la característica de ser manejables para el lector y no necesitan de conexión a la red eléctrica.
  • Polivalencia en la distribución ya que se pueden enviar por distintos canales (correo, punto de venta, ferias…) y se pueden acompañar con otros productos promocionales como cartas o catálogos.
  • Son de las acciones de publicidad más económicas pero que obtiene buenos resultados. Esto no quita que no haya que poner cuidado en el diseño y se adapte a la imagen corporativa de la empresa.
  • Los folletos son lo suficientemente informativos como para alentar al cliente en su compra. La clave está en despertar la curiosidad del lector por la oferta de productos y servicios de la compañía y animarle a visitarla.
  • Son fáciles y rápidos de producir, ya que desde su creación hasta su impresión final pasan pocas semanas. Es muy interesante echar mano de ellos, por ejemplo, para promocionar un nuevo producto o servicio.
  • Son atractivos ya que en la mayoría de los casos suelen tener poco texto y muchas imágenes. De lo que se trata es de informar al cliente en pocas palabras sobre la oferta de productos y servicios de la compañía y animarle a visitarla.
  • Los folletos son efectivos comparados con otros instrumentos de marketing, ya que tienen un alto grado de eficacia que se consigue rápidamente. La eficiencia es aún mayor si se incluyen ofertas especiales, como rebajas o descuentos.
  • Consiguen conectar con el público objetivo sin necesidad de invertir demasiado dinero en el targeting.

Tipos de Folletos publicitarios

Cuando pensamos en utilizar folletos publicitarios para promocionar nuestra empresa, lo primero que hay que tener en cuenta es cuál va a funcionar mejor para alcanzar nuestro objetivo. Dentro del mundo del folleto existen varios tipos que se pueden diferenciar por el número de caras, por su tamaño y por su forma.

formato-folletos

Folleto simple A5

Este folleto tiene unas medidas 21 x 10 cm, impreso por una cara, y se usa principalmente para informar de una forma clara y concisa al lector. Es ideal para para una cantidad de información “media”, en la que el mensaje y desarrollo se encuentra en la cara principal. El A5 tiene el tamaño perfecto para ensobrarlo y repartir la publicidad en un sobre o enviarla por correo.

Díptico o tríptico o en A4
El folleto A4 tiene unas medidas de 21 x 29 cm y si lo configuramos en forma de díptico, es decir doblarlo en dos caras, conseguiremos transformar en un tamaño A5. La diferencia con el A5 es que se utiliza para dar una información detallada que requiere más espacio y en los que prima una variedad de contenido, explicaciones y, como no, mantener una identidad corporativa visual de calidad. Este tipo de folletos se utiliza para estrategias de publicidad con una decisión de compra más reflexiva mientras que un A5 o un A6 suelen estar dirigidas a campañas emocionales, promociones, ofertas…

El tríptico comparte características con el díptico pero doblado en 3 partes iguales.

Folleto A6 y A7
Debido a sus medidas reducidas, 10 x 14 cm y 7 x 10 cm se recomiendan para una oferta que se puede conservar y utilizar en el tiempo. Además son más económicos que el A5.

Flyer
Un flyer u octavilla es uno de los tipos de folletos publicitarios que más se puede utilizar en la publicidad de nuestra empresa. Suele tener un formato en A5, A6 o A7 y para su impresión se utiliza un papel de poco gramaje. Es ideal para repartir en mano, buzoneo, encartes en prensa, ensobre…

Otros tipos de folletos

Hay otro tipos de folletos que no dependen de su tamaño sino de su forma. Hablamos del poming y el perching.

poming

Poming. Fuente: www.fundacionondablue.org

  • El poming es un tipo de publicidad en forma de colgador de puertas que permite llegar hasta el mismo domicilio del cliente, de una forma original y creando un gran impacto visual.
  • El perching consiste en un troquelado cuyo diseño se ha realizado pensando en ser doblado, de tal manera que una parte queda dentro del buzón y otra parte fuera, como si se tratase de una percha con una información colgando.

En definitiva los folletos publicitarios siguen estando a la orden del día, son flexibles, asequibles y de múltiples formatos. No se debe menospreciar a una estrategia de marketing que con tan poco recursos nos puede ofrecer tanto.

Fuentes.

http://www.marketingdirecto.com/
http://www.socialetic.com/